¿Hay límite?

Creo que uno de los sucesos (uno de tantos, lamentablemente…) que más llamó mi atención y más me conmovió, fue aquél en el que una médico residente del Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid, enferma de esquizofrenia, causó un infierno en dicho Hospital, el 3 de Abril de 2003… ( para ver la noticia completa:

Todavía recuerdo el testimonio de una mujer (una superviviente), trabajadora también en el mismo hospital, que recordaba el momento en el que se le acercó la médico, con el cuchillo ya ensangrentado en la mano, amenazándole con un “te voy a matar”… Sobretodo hablaba de la mirada de la doctora: esos ojos locos, que se le clavaron en aquél momento, y que afirma que, desde entonces, no puede quítárselos de la cabeza… Porque sabe que vivirá para siempre con esos ojos clavados en su mente, y con el recuerdo de ver reflejados a sus compañeros de trabajo en aquél cuchillo ensangrentado… Y con el recuerdo de ser ella la próxima en unirse a él…

También me sirve como ejemplo un hecho mucho más reciente: el del hombre que se paseó por la calle con la cabeza de su madre en brazos (

). Y las palabras del hombre en esos momentos… “ya te he matado, ya no puedes decir nada… ahora sí que estarás callada”.Y miles de casos más, muy similares, donde todos ellos tienen un aspecto en común: entre el asesino y el asesinato se encuentra ella, LA ENFERMEDAD.
Ciertamente, ha sido motivo de múltiples discusiones en el seno de mi facultad de Medicina, sobretodo en asignaturas como PSICOLOGÍA, donde estudiamos estas enfermedades y donde, lo primero que se nos enseña es a NO GENERALIZAR, porque “esos terribles sucesos que salen en televisión son sucesos muy puntuales, donde la situación de la enfermedad está llevada al límite; pero eso NO ES LO NORMAL”…

El día en que se dijo esta frase en clase, se estaba orientando el tema hacia la NO DISCRIMINACIÓN de los enfermos mentales con enfermedades de este tipo. Siempre se ha insistido mucho (y espero que todos seáis conscientes a estas alturas de ello) que con la medicación adecuada, estas personas resultan COMPLETAMENTE NORMALES (un punto a favor de esta gran verdad resultó la creación del film “Una mente Maravillosa”) y, en absoluto, personas VIOLENTAS. Pero lo cierto es que hoy quiero enfocar el tema de otra manera, basándome en los dos sucesos que he comentado al principio.
SIEMPRE me he preguntado cómo tratar estos casos de asesinatos y maltratos a la hora de ser condenados. Porque obviamente, que un asesinato sea cometido por una persona TOTALMENTE CONSCIENTE, o que sea realizada por un enfermo en medio de una CRISIS, cambia mucho las cosas (al menos, a mi parecer), aunque, claro está, el asesinato y sus consecuencias, lamentablemente, siempre son las mismas.

 

¿Podemos culpar completamente a un enfermo de estas características por un hecho realizado en medio de una situación que escapa a su control? Vale, puede darse el caso de que sea consciente de su problema y de que VOLUNTARIAMENTE deje de seguir los consejos médicos acerca de su NECESARIA medicación. Pero, ¿ y si este desgraciado cambio de tuercas aparece, simplemente, sin más? ¿Y si resulta el preludio de lo que queda por llegar y, por tanto, la persona no es todavía consciente de su problema? ¿Quién tiene la culpa entonces?
Estoy segura que habrá (o habría) quien opinara que la culpa es de la sociedad (o de los profesionales médicos), por no ser capaces de controlar el problema (NUESTRO problema). Estoy segura de que entre la persona y la enfermedad hay un grandísimo abismo, y de que no se tiene muy claro (o, simplemente, no se concibe) dónde está el límite de la culpa; dónde acaba una cosa, y empieza la otra.

Y también estoy segura de que habrán al respecto múltiples opiniones… Espero conocerlas todas. Os escucho.

 

 

 

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Opiniones

11 Respuestas a “¿Hay límite?

  1. Hola Blanca.

    Me alegro mucho de que trates este tema.

    En mi opinión, como bien dices, la mayoría de casos de violencia en la enfermedad mental se tratan con una buena medicación. De hecho yo pienso que la mayoría de asesinatos son cometidos por personas que no tienen la enfermedad mental y que la usan simplemente como eximente.

    La verdad es que es un tema muy complicado y que suele causar mucha alarma social.

    Yo que conozco muy de cerca el tema de la enfermedad mental, pienso que el problema está en que se vaciaron los psiquiátricos, para favorecer la integración de los enfermos, pero no se ha ayudado para nada a las familias, que son las que tienen que hacer de psiquiatras.

    Desde luego pienso que la mayoría de los enfermos no son violentos, y menos todavía si toman correctamente la medicación. Pero evidentemente la mente humana es muy complicada y desgraciadamente hay enfermos que sí que pueden llegar a serlo si no se les controla adecuadamente.

    Yo pertenezco a la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales de Burjassot, Benimàmet y Beniferri, y desde esta asociación lo que pedimos es comprensión para los enfermos, pero sobre todo mucha ayuda para las familias.

    La verdad es que te doy la enhorabuena por como has tratado el tema y sobre todo por tener la valentía de exponerlo.

    Me pasaría toda la tarde hablando sobre el tema, pero creo que con lo que he dicho ya es suficiente.

    Espero que te haya gustado mi post.

    Te envío muchos besos, wapísima.

  2. Yo creo que el hecho de que se cerraran los centros psiquiátricos ha sido uno de los desencadenantes claves para que sucedan este tipo de sucesos, pero creo que se debe tomar todo en su justa medida. De la misma forma que hay decisiones erróneas por parte de la admón. pública (lo digo porque el hecho de que esa persona ocupara ese puesto de trabajo fue una cagada de la vida por parte del sistema sanitario) también hay neglicencias por parte del ss. judicial (por no poner leyes efectivas que garanticen el binestar social de los enfermos). Y me atrevo a decir también que el colectivo de médicos tiene parte de culpa por no reivindicar de una forma más notoria medidas para que este tipo de cosas no pasen (es decir, que se deben ‘pringar’ un poco más en el tema y luchar por ello, no desentendiéndose del problema y dejándole todo el marrón a las familias porque al final son ellas las que más sufren las consecuencias.)

    Discrepo contigo (y me gustaría que me rebatieras, por aquí o en persona) cuando dices que hay un abismo entre la persona y la enfermedad. Evidentemente, la culpa no es de la persona porque ésta es víctima de una enfermedad mental pero ésta forma parte de ella y no las puedes separar. Las enfermedades mentales te anulan como persona y dejas de ser tú (de una u otra forma dependiendo el tipo de enfermedad mental), por tanto, el tenerla condiciona de forma notable comportamientos y reacciones que dan lugar a que esa persona no sea ella misma, independiente de la enfermedad.

    También discrepo cuando dices que una persona que se toma la medicación resulta completamente normal. Lo siento pero creo que ahí no tienes razón. Pongo un ejemplo: Cuando una persona que ha caído en una fuerte depresión se le recetan los preceptivos fármacos, no se hace para que ‘vuelva a ser normal’ sino para que vaya tirando pero en su mirada puedes ver que tiene un ‘algo’ inquietante que la hace diferente y que no resulta normal, notas que su comportamiento está ‘normalizado’ por una medicación necesaria pero que no llega a ser una persona a la que no le pasa nada; sé de varios casos pero particularmente te comento que conozco el caso de un xaval que tiene un trastorno esquizoide (es distinto de la esquizofrenia) y, aunque se trata, notas que algo le pasa y ya te digo, no pasa absolutamente nada pero no deja de estar ahí a pesar de la medicación.

    Bueno, que me desvío. Depende de la enfermedad mental que se tenga en cada caso no? pero al fin y al cabo, en la mayoría de los casos se necesita la supervisión de un equipo cualificado. Al fin y al cabo, las medicinas no son perfectas y no garantizan que un enfermo de esquizofrenia no tenga NUNCA un brote. Y una madre es una madre, no es un profesional de la psiquiatría.

    Yo no soy juez, ni me considero filósofo como para ejercer un juicio de valor sobre el tema de cómo condenar esta clase de crímenes. Pero sí me atrevo a decir que si las cosas se hicieran como se deben hacer no pasarían estas desgracias.

  3. LittleMissSunshine

    Ayssss la próxima vez escribiré este tipo de artículos con más calma, porque veo q no me llego a expresar bien del todo…

    Por lo que he entendido, discrepas en un par de cosillas; a ver si puedo explicarme mejor…

    – En cuanto a lo del “abismo” entre la persona y la enfermedad: obviamente no las puedes separar y siempre tendrás q considerarlas juntas. Al escribir esa expresión, imaginaba en una línea recta lo que es “persona sana” y lo que es “enfermedad”. Ahora, después de tu comentario y de pensarlo más detenidamente, veo que esta idea es mucho más complicada… porque entonces, vamos a ver… a un enfermo mental q comete un asesinato… ¿ a qué culparías ? ¿al enfermo, a la enfermedad, o a la suma de ambas cosas? Por tu comentario, creo q me responderías “a ambas cosas” ( y si me equivoco, dímelo). Yo veo un abismo, porque lo estoy considerando separando a la persona de la enfermedad. Pero claro, en ese caso, ¿a quién culpo?¿ A la enfermedad porque controla a la persona?¿O a la persona porque es consciente de su enfermedad y no lucha por controlarla? No sé si esta vez me he explicado, pero es ahí donde yo veo un abismo, donde no acabo de decidir…

    – Y en cuanto a lo de que “con la medicación adecuada, estas personas resultan completamente normales”… Vale, reconozco que me he expresado muy mal. Me refería a que con la medicación se controlan LOS BROTES, entonces yo opino que, con medicación, estas personas no resultan en absoluto un peligro, ni para ellos mismos ni para los demás. Porque estoy totalmente de acuerdo contigo en la existencia de esa “mirada” en al gente con estos problemas, y en la facilidad que existe en la mayoría de los casos para percibirlo y darte cuenta de que algo no es normal…

    Bueno, espero haberme explicado y haberte aclarado algo… Y si no, pues seguimos…

  4. LittleMissSunshine

    Vale, he vuelto a leer tu comentario, y dices que “las medicinas no son perfectas y no pueden asegurar que NUNCA vaya a haber un brote”…

    Yo en clase he escuchado testimonios de especialistas, de psiquiatras, que tratan con muchos enfermos de esquizofrenia, y es lo que todos unánimemente dicen, que sí se puede controlar. Lo que sí que es cierto es que no es dar una simple pastillita y ya está: se necesita “ajustar” la medicación, combinar fármacos, dosis… Y vale, en ese tiempo de “experimentación” sí que existe peligro. Pero después, creo q se controla bastante… (estoy hablando según opiniones de expertos… si me dices que has VIVIDO o has OIDO de casos donde esto no se cumple… ahí ya no puedo decir nada. Cierto es que estas desgracias relacionadas con esquizofrénicos se escuchan más bien de tiempo en tiempo…).

  5. La enfermedad mental, en pleno 2008, es una auténtica desconocida y hay todavía muchos prejuicios sobre ella.

    Os puedo asegurar que conozco de casos muy cercanos a mi (no voy a dar nombres porque prefieren el anonimato) en los que no podríais adivinar ni por la mirada ni por la forma de ser que son enfermos mentales.

    Una de estas personas es licenciado en Historia y está trabajando como peón de arqueología y os aseguro que le da sopas con ondas a personas “normales”.

    Blanca creo que sabe de quien se trata, pero prefiero que permanezca en el anonimato.

    Creo que es injusto juzgar tan a la ligera la enfermedad mental. Estoy de acuerdo en que no se puede generalizar.

    Si se acierta en la medicación, muchas veces es imposible adivinar que esta persona está enferma.

    SalU2.

  6. Ah por cierto Blanca, no te has equivocado al publicar este post ni mucho menos, todo lo contrario. Te doy la enhorabuena, porque sin saberlo has hecho una gran labor para que se pierdan muchos tabúes respecto de la enfermedad mental y se pueda discrepar sobre ella de una forma tan natural, así que:

    ENHORABUENA BLANCA!!!.

  7. Miguel

    Es cierto que hay que tratar las enfermedades mentales, pero antes hay que tratar su estigma, la conciencia que tiene la sociedad no acerca de la enfermedad, sino de las personas que la sufren.
    El límite entre llevar una vida normal y comenzar a actuar violentamente se puede suponer, pero hay casos, como en todo en esta vida, en que no.

    También es importante saber quien es esquizofrénico, porque en los últimos actos de violencia, venían precedidos de otros, que por no darles importancia, han acabado en tragedias como las que has comentado. La esquizofrenia suele acompañar actos violentos, aunque sean muy leves, que es importante saberlo. De eso a tragedias, va un mundo.

    Por lo que creo que hay que ayudarles, entenderles, y ser conscientes de lo que son, como personas con una enfermedad de la que no tienen culpa y que en muchos momentos les da más de un disgusto

  8. Aina

    Yo de enfermedades mentales no entiendo mucho, pero discrepo en lo de q te anulen como persona. Un individuo con una enfermedad mental sigue siendo una persona, no se convierte en otra cosa, al menos desde mi punto de vista. Quiero decir, a no ser q la enfermedad sea muy chunga, puedes hablar con esa persona y en cierta manera te contestará y podreis mantener una conversación basada en la razón. Por ello deben ser tratadas como una cualidad, aunque en este caso negativa, y no como un ente a parte.

    besos

  9. LittleMissSunshine

    Creo q los futuros médicos tenemos una visión bastante en común :). Y creo q, en cierto modo, ha de ser así, debido a la función que vamos a desempeñar en esta sociedad en un futuro no muy lejano…

    A luchar por ello.

  10. Miguel

    No digo que haya que tratarlos como personas aparte… son personas como nosotros, pero con unas características propias de su enfermedad. Claro que se puede hablar con ellos en cualquier momento como con cualquier otra persona, pero hay que saber quien tiene esa enfermedad porque el trato no es exactamente igual, y pueden tener algunas reacciones no muy habituales que tenemos que aceptar. Hay que saber como son para ayudarles, no para dejarles de lado.

  11. Hola de nuevo a tod@s.

    Aquí os pongo un enlace sobre la esquizofrenia de la Wikipedia. La verdad es que parece muy interesante.

    Espero que os guste.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Esquizofrenia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s