Yo me pregunto…: “Orgullo”

(Una nueva reflexión acerca del orgullo).

Este cuatrimestre tuve la mala suerte de dar con una de esas asignaturas que te decepcionan completamente, de esas de las que te esperas cierto nivel, al menos “aprender algo”, y acabas yendo a las clases pensando “qué forma más tonta de perder el tiempo”…

Sí, siempre intento ser positiva, y me dije que “algo bueno” debía tener esta asignatura… Y resultó que eso “bueno” fueron reflexiones y divagaciones espontáneas de la profesora… De esas que a simple vista parecen “una simple chorrada” pero que a muchos nos arranca una amplia sonrisa y nos deja pensando en ella hasta el final del día…

Una de esas reflexiones nació precisamente del tema de este post: el orgullo. No recuerdo a raíz de qué surgió, pero el comentario que realizó la profesora fue el siguiente: “el orgullo es un falso amor a uno mismo”. Y fue una de esas frases que me dejó pensando…

Antes de continuar, he buscado definiciones y comentarios acerca de esta palabra; según la RAE, se trata de “Arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que a veces es disimulable por nacer de causas nobles y virtuosas”. Bien, no está nada mal para comenzar. Pero seguí buscando, y encontré el siguiente texto (adjunto el link: http://definicion.de/orgullo/). Nuevas revelaciones que me han hecho pensar, aún más…

Me gusta lo que he podido leer en el link que os he puesto arriba; me gusta porque resalta ambas partes del significado de la palabra: la positiva y la negativa. Y ha sido precisamentes esa dualidad la que me ha hecho darme cuenta de cuándo se puede decir que un acto de “orgullo” se hace para bien o para mal.

Y así ha sido como he recordado muchas veces en las que, hablando con personas cercanas, a veces les comentaba con cierta preocupación: “creo que a veces soy, o puedo ser, demasiado orgullosa… Pero fíjate, sólo me ocurre cuando me hacen daño, pero aún así sé que llevo el orgullo al extremo”…

…y recordé la última conversación que tuve al respecto, y recordé las últimas palabras: “no, tú no eres orgullosa. No eres orgullosa porque no piensas exclusivamente en tí en todo momento. Es más, SIEMPRE piensas antes en los demás que en tí misma. A tí te han hecho daño, y lo único que estás haciendo es… protegiéndote, así que deja ya de darle vueltas”. Volví a recordar palabras que pronuncié hace mucho tiempo (… qué pequeño es el mundo): “me considero una persona cercana… hasta que me hacen daño; entonces me envuelto en una coraza, y es muy difícil sacarme de ahí”.

Y así fue como me dí cuenta de que mi querida profesora se equivocaba. Si bien es verdad que he sufrido en carne propia el “ogullo vanidoso” por parte de terceros, también es verdad que no siempre se puede afirmar que “el orgullo es un falso amor a uno mismo”… pues hay a quienes nos resulta una manera de impedir que nos hagan daño… hay para quienes, en definitiva, es un verdadero amor a uno mismo… que llega, en muchas ocasiones, demasiado tarde… o bien llega por no tener el “buen orgullo” de pensar más en un@ mism@ antes de darlo todo por los demás.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General, Yo me pregunto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s