Archivo de la categoría: Opiniones

Buscando en el baúl de los recuerdos…

 

… encontré la siguiente reflexión:

“mira, como persona vales mucho y eso es algo que debería tener muy en cuenta, porque aparte de que nadie es perfecto, reconocer nuestros errores nos hace ser conscientes de que para nosotros son errores y eso te hace ser mejor persona… además, en el mundo de hoy en día es difícil encontrar alguien como tú. No importa el pasado, sino cómo lo ves y cómo haces para mejorarlo”.

… espero vuestros comentarios.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Opiniones

Período de exámenes: examen 6

Examen: Psiquiatría

Día de hoy (post-examen): cuando una persona va a contracorriente al resto del mundo, lo “lógico” es pensar que, quizá, es esa persona la que ha escogido la dirección errónea; o bien puede pensar que el resto del mundo está equivocado y ellos no lo saben. Creo que han sido muchas las ocasiones en que he sido esa persona que ha ido a contracorriente: muchas ocasiones en las que era yo la que se equivocaba y, en contra de lo que muchos puedan pensar, también he sido yo muchas veces la que tenía el rumbo correcto, lidiando con las críticas de los demás.

Sea lo que sea lo que resulte en esta ocasión… por fín, último examen! Último examen que da paso a una de esas mejores sensaciones que he conocido desde que empecé esta carrera, y que es la sensación de poder decir “FÍN” y poder empezar a pensar en unas “merecidas” vacaciones.

Unas vacaciones que “pintan” similares a todos los veranos previos en esta carrera pero, sin embargo, las afronto con mucha más energía y optimismo que en otras ocasiones… con el firme propósito, esta vez sí, de pasar “limpia” este curso (limpia de expediente… porque de eso de “limpia de espíritu” cada uno sabemos cómo andamos, y he aprendido que nadie puede decirlo por nosotros) y sentir de nuevo que “vuelvo a empezar desde cero”.

Y otro de los sentimientos de los que he podido gozar hoy es, precisamente como dice el anuncio, de “tener memoria de pez”, de sentir que cada día es completamente distinto al anterior, que cada día empiezo desde cero, y cada día que pasa es otro día en el que, desde el primer momento de la mañana, tengo que poner las cosas en orden; cosas que, al día siguiente, volverán a estar igual de desordenadas que hoy.

Bueno, es uno de los sentimientos de los que he podido gozar hoy pero que, debido a la memoria de pez, llevo “gozando” ya un tiempo… Sólo que hoy nace en forma de palabras, y me permite decir una vez más eso de “lo conseguí”, pues no todos son capaces de hacerlo…

Y mi memoria de pez no da hoy para mucho más :). Se acabaron los exámenes, empieza el verano, y empiezan mis queridos lectores sus vacaciones. Si bien esta pequeña saltamontes también va a tomarse unas vacaciones, lo cierto es que el blog seguirá activo (como lo ha estado desde sus comienzos): eso sí, quizá con menos actividad. Pero, como dijo una vez un profesor acerca de esto de los blogs, “quien quiera tener un blog ha de tener, en primer lugar, algo que contar”, así que, después de haber constatado que podría ser perfectamente la siguiente en crear una exitosa trilogía (después de Stieg Larsson), he de deciros que, cuando haya algo que contar, será algo que saldrá a la luz. Así que, no dejéis de pasaros, pues el día menos esperado podréis encontrar nuevas noticias…

Yo como siempre, “volveré para visitarte, como todas las noches, antes de irme a dormir”…

¡Feliz Verano!

Deja un comentario

Archivado bajo Opiniones, Simplemente Yo

¿”Carpe Diem”?

“Carpe Diem” que, como muchos sabréis, significa “vive el momento”. Antes de empezar, os muestro un pequeño fragmento que ofrece la wikipedia al respecto:

“Este tópico respecto a las diferentes épocas literarias ha ido variando en la forma de entenderlo. Durante el periodo de la Edad Media era entendido como: “vive el momento porque vas a morir pronto”. Posteriormente durante el Renacimiento, los ideales de belleza y perfección hicieron entenderlo de la siguiente forma: “vive el momento porque vas a envejecer pronto”. Finalmente en la epoca Barroca este tema se volvió a interpretar de la misma forma que en la Edad Media, pero con bastante más intensidad en cuanto a la muerte. También es el ultimo momento cuerdo que se tiene cuando se va a morir.

Así puede representar síntomas de irresponsabilidad así como falta de consciencia en el ser. Pero también la actitud de vivir intensamente cada instante, de afrontar la vida con optimismo y alegría“.

“Carpe Diem” porque hoy pensaba que… ¡es imposible vivir el presente, sin pensar, aunque sea un poco, en el futuro! Bien, se trata de una expresión que en mi opinión se usa en el ámbito coloquial en determinadas situaciones. Por ejemplo, si un@ amig@ se está “rallando” mucho por un determinado tema, si un ser querido se ensimisma por la razón que sea, ante esos inevitables “la vida es una mierda” que se nos escapa a todo el mundo de vez en cuando… Sí, en efecto, que “la vida son dos días” y no podemos darnos el privilegio de mirar hacia atrás en un determinado momento y sentir que hemos “malgastado” una gran parte de ella. Quizá el “carpe diem” sirve para esos momentos, para no ahogarnos en un vaso de agua, para recordarnos que, como he leído en alguna parte, “la vida está para ser feliz” y ser mejor cada día” (una carrera, una amistad, una buena obra, una pareja, una decisión, una despedida…). Y, todo hay que decirlo, aunque suele decirse en momentos difíciles, sí que es verdad que son momentos en los que se agradece que esta gran expresión sea recordada.

Pero, fuera de esas situaciones, ¿qué nos enseña el “carpe diem”? ?Un día cualquiera, un momento cualquiera? Un día como hoy, por ejemplo, un día más de pasar la mayor parte del tiempo encerrada en la habitación, estudiando para el próximo examen. Si empezara a pensar como lo hacían en la Edad Media, o como lo hacían en el barroco, y fuese a morir pronto, ciertamente me levantaría de la silla, saldría de casa, y me plantaría en la calle con destino…

Pero creo que pocos pensarán así, y creo que muchos se habrán sentido identificados con la última afirmación al respecto que ofrecía la wikipedia: la de “afrontar la vida con optimismo y alegría”. Así pues, “Carpe Diem” significaría en estos momentos el “disfrute del estudio” y el “optimismo” de que el próximo examen puede sacarse adelante.

… Pero aquí empieza mi particular reflexión acerca del “Carpe Diem”: creo que pocos, o creo que nadie, puede expresar este “grito a la libertad” si no existen razones para ello. Y hay que decir que, tristemente, existen muchas personas así. No se le puede recordar el “Carpe Diem” a quien no tiene unos “cimientos” en esta vida, pienso que es imposible vivir el presente sin pensar en el futuro… Pero un futuro que cada uno de nosotros hemos elegido, y por el que hemos decidido luchar.

Volviendo al simple ejemplo de un “Carpe Diem” mientras se está estudiando… Sí, es difícil, pero es posible, ¿sabéis por qué? Porque estoy estudiando lo que yo decidí estudiar, y lo hice porque me permitirá ser en el futuro la persona que quiero llegar a ser.

Lo siento, no soy capaz de pensar en el “Carpe Diem” sin tener en cuenta ese futuro, sin tener en cuenta mis metas… pero me ayuda porque me recuerda que cada día es una nueva “oportunidad” de llegar a ese futuro… que cada día se puede ser mejor (sin olvidar, como he dicho antes, que “la vida está para ser felíz”). Pero, ante todo, me ayuda… porque yo dejo que así sea.

“Carpe Diem”… a estudiar!

1 comentario

Archivado bajo Opiniones

Frases…

Hace poco hablaba con una amiga y le comentaba una frase que alguien me dijo en referencia a cierto colectivo de gente, o cierta forma de vida, como cada cual lo quiera ver. La frase en cuestión decía: “es como vivir en una jaula de oro”.

Y yo le decía a mi amiga: “imagínate un pájaro: puedes hacer que viva en una jaula enorme, pero fíjate que,  a pesar de todo, se trata de una jaula, y basta que a un pájaro le pongas una jaula para que quiera escaparse. ¿Acaso no es mejor dejarlo en libertad, proporcionándole tú el mejor nido posible, para que viva ahí y jamás quiera abandonarlo?”.

Efectivamente… pequeña saltamontes.

1 comentario

Archivado bajo Opiniones, Simplemente Yo

Qué lástima…

 

Reconozco que empecé a escribir este post haciendo una valoración personal de las imágenes, pero creo que sobran las palabras y que no hay nada que explicar. Diré, como he titulado este post, “QUÉ LÁSTIMA”.

Dios mío, alguien se ha fijado en el “antes ” de Amy Winehouse y de lo GUAPÍSIMA que era?? Espero que pronto vuelvan esos días para Amy…

3 comentarios

Archivado bajo Opiniones

¿Justicia?

A raíz del último post “¿Quieres un bebé?”, ha surgido un tema que, en mi opinión, merece ser protagonista de un nuevo post, así como pienso que merece ser cuestionado por todos nosotros. Bien, mi pregunta es…¿existe la Justicia? (no en el sentido metafísico de Dinámico, sino “los ministros o tribunales que ejercen la justicia; dicho ejercicio” según palabras de un diccionario de los que hay por mi casa… un diccionario bastante “malo”, por lo que veo).

 

Reconozco que es un tema muy general y abierto a muchas opiniones e interpretaciones por lo que, para intentar simplificarlo un poco, me centraré en hablar de la justicia en este nuestro país: España.

 

En mi opinión hay “un poquito de justicia”; en mi opinión, la parte en la que se busca al “malo” y se le procesa y se le condena está “bastante” bien: no dudo de que tenemos muy buenos policías y CSI´s y que, además, se toman en serio su trabajo (a veces “tan en serio” que hasta se pasan, como los de los Mossos d´Esquadra, pero he de decir que estoy totalmente en contra de el tipo de actuaciones que llevan esta “panda” y que ése es otro tema…).

 

Pero, para mí, la justicia se prolonga más allá de estos hechos. Para mí, la justicia es aplicar la sentencia “hasta el final”. Supongamos que a una persona que comete un crimen se le aplica una condena “justa” (que ésa es otra…): en mi opinión, esta condena debería llevarse a cabo hasta el final, sin que el “buen comportamiento” dentro de la cárcel (¿buen comportamiento después de haber matado/violado/robado/traficado con drogas?) y sin que un comité de psicólogos y psiquiatras decidan rebajar su “justa” condena (de 100 años… a 30 años).

 

Esto será muy “justo” para este ser y para sus familiares, claro. Pero vete y explícale a la familia y, sobretodo, a la madre del niñ@ que asesinó/violó/secuestró este elemento que ésto es la justicia (en España).

 

También puede darse el caso de que hayan “errores” por parte de quien no debiera cometerlos y uno de estos elementos salga a la calle… por las buenas. Preguntadle al padre de Mª Luz, que por desgracia sabe mucho de ésto…

 

Lo siento pero, para mí, esto no es justicia. O la hay o no la hay, pero a medias… Por supuesto que habrán muchos profesionales en este campo, y por supuesto que estos errores se cometen porque “las leyes están hechas por seres humanos” (palabras de Carlos Mur). Pero creo que no es ni existe suficiente razón y argumento para disculpar estos errores…

 

Y yo me pregunto: si una “persona” se toma la libertad y se cree con derecho de asesinar a otra… ¿No sería “justo” que aplicáramos sobre ella este mismo derecho? (sí… estoy hablando de la pena de muerte). Y también me pregunto, ¿si un menor se cree tan “machote” como para cometer uno de tantos crímenes que existen… no sería “justo” que se le aplicara la misma “justicia” que a los machotes adultos? (sí… estoy hablando del endurecimiento de la Ley del Menor).

 

Espero vuestras opiniones…

 

7 comentarios

Archivado bajo Opiniones

¿Hay límite?

Creo que uno de los sucesos (uno de tantos, lamentablemente…) que más llamó mi atención y más me conmovió, fue aquél en el que una médico residente del Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid, enferma de esquizofrenia, causó un infierno en dicho Hospital, el 3 de Abril de 2003… ( para ver la noticia completa:

Todavía recuerdo el testimonio de una mujer (una superviviente), trabajadora también en el mismo hospital, que recordaba el momento en el que se le acercó la médico, con el cuchillo ya ensangrentado en la mano, amenazándole con un “te voy a matar”… Sobretodo hablaba de la mirada de la doctora: esos ojos locos, que se le clavaron en aquél momento, y que afirma que, desde entonces, no puede quítárselos de la cabeza… Porque sabe que vivirá para siempre con esos ojos clavados en su mente, y con el recuerdo de ver reflejados a sus compañeros de trabajo en aquél cuchillo ensangrentado… Y con el recuerdo de ser ella la próxima en unirse a él…

También me sirve como ejemplo un hecho mucho más reciente: el del hombre que se paseó por la calle con la cabeza de su madre en brazos (

). Y las palabras del hombre en esos momentos… “ya te he matado, ya no puedes decir nada… ahora sí que estarás callada”.Y miles de casos más, muy similares, donde todos ellos tienen un aspecto en común: entre el asesino y el asesinato se encuentra ella, LA ENFERMEDAD.
Ciertamente, ha sido motivo de múltiples discusiones en el seno de mi facultad de Medicina, sobretodo en asignaturas como PSICOLOGÍA, donde estudiamos estas enfermedades y donde, lo primero que se nos enseña es a NO GENERALIZAR, porque “esos terribles sucesos que salen en televisión son sucesos muy puntuales, donde la situación de la enfermedad está llevada al límite; pero eso NO ES LO NORMAL”…

El día en que se dijo esta frase en clase, se estaba orientando el tema hacia la NO DISCRIMINACIÓN de los enfermos mentales con enfermedades de este tipo. Siempre se ha insistido mucho (y espero que todos seáis conscientes a estas alturas de ello) que con la medicación adecuada, estas personas resultan COMPLETAMENTE NORMALES (un punto a favor de esta gran verdad resultó la creación del film “Una mente Maravillosa”) y, en absoluto, personas VIOLENTAS. Pero lo cierto es que hoy quiero enfocar el tema de otra manera, basándome en los dos sucesos que he comentado al principio.
SIEMPRE me he preguntado cómo tratar estos casos de asesinatos y maltratos a la hora de ser condenados. Porque obviamente, que un asesinato sea cometido por una persona TOTALMENTE CONSCIENTE, o que sea realizada por un enfermo en medio de una CRISIS, cambia mucho las cosas (al menos, a mi parecer), aunque, claro está, el asesinato y sus consecuencias, lamentablemente, siempre son las mismas.

 

¿Podemos culpar completamente a un enfermo de estas características por un hecho realizado en medio de una situación que escapa a su control? Vale, puede darse el caso de que sea consciente de su problema y de que VOLUNTARIAMENTE deje de seguir los consejos médicos acerca de su NECESARIA medicación. Pero, ¿ y si este desgraciado cambio de tuercas aparece, simplemente, sin más? ¿Y si resulta el preludio de lo que queda por llegar y, por tanto, la persona no es todavía consciente de su problema? ¿Quién tiene la culpa entonces?
Estoy segura que habrá (o habría) quien opinara que la culpa es de la sociedad (o de los profesionales médicos), por no ser capaces de controlar el problema (NUESTRO problema). Estoy segura de que entre la persona y la enfermedad hay un grandísimo abismo, y de que no se tiene muy claro (o, simplemente, no se concibe) dónde está el límite de la culpa; dónde acaba una cosa, y empieza la otra.

Y también estoy segura de que habrán al respecto múltiples opiniones… Espero conocerlas todas. Os escucho.

 

 

 

11 comentarios

Archivado bajo Opiniones