Archivo de la categoría: Simplemente Yo

Busco…

 

… ante todo, una BUENA PERSONA. Creo que, hasta ahora, pensaba que una primera prioridad debía ser la inteligencia, siendo muy ingénua dando por sentado que alguien inteligente cumpliría la cualidad más importante.

… alguien que sepa ENTENDERME, sobretodo entender la clase de persona que pretendo ser en el futuro. Entender el hecho de que pase la mayor parte del tiempo en una biblioteca, en una clase, en una universidad… Y, sobretodo, entender que existan muchas ocasiones donde no sea capaz de recordar por qué tomé esta decisión.

… la TRANQUILIDAD, el no sentirme constantemente controlada. Quizá se trata de un modo que creen tener los demás de protegerme, cuando no saben que a más control, más ganas me dan de huir y mantenerme escondida en la oscuridad.

… miradas que transmitan SINCERIDAD. Otra cosa que he aprendido a lo largo de los años, y de la experiencia, es que puedo fiarme de las primeras impresiones acerca de la forma de mirar que tienen las personas. Hay quien “mira mal” a la gente, y no puede evitarlo, no sabe mirar de otra manera, precisamente porque no sabe VER a los demás de otra manera. Tristamente, ante este tipo de “miradas” no existe solución.

… la eterna RESPUESTA a la eterna pregunta…¿quién soy?

… quien sea capaz de CONFIAR en mí cuando yo misma no sea capaz de hacerlo.

… reponerme de una QUEMAZÓN que llevo arrastrando (y agravando) durante años.

… MUCHAS COSAS MÁS que ni sospecho ni soy capaz de explicar.

4 comentarios

Archivado bajo Simplemente Yo

Período de exámenes: examen 6

Examen: Psiquiatría

Día de hoy (post-examen): cuando una persona va a contracorriente al resto del mundo, lo “lógico” es pensar que, quizá, es esa persona la que ha escogido la dirección errónea; o bien puede pensar que el resto del mundo está equivocado y ellos no lo saben. Creo que han sido muchas las ocasiones en que he sido esa persona que ha ido a contracorriente: muchas ocasiones en las que era yo la que se equivocaba y, en contra de lo que muchos puedan pensar, también he sido yo muchas veces la que tenía el rumbo correcto, lidiando con las críticas de los demás.

Sea lo que sea lo que resulte en esta ocasión… por fín, último examen! Último examen que da paso a una de esas mejores sensaciones que he conocido desde que empecé esta carrera, y que es la sensación de poder decir “FÍN” y poder empezar a pensar en unas “merecidas” vacaciones.

Unas vacaciones que “pintan” similares a todos los veranos previos en esta carrera pero, sin embargo, las afronto con mucha más energía y optimismo que en otras ocasiones… con el firme propósito, esta vez sí, de pasar “limpia” este curso (limpia de expediente… porque de eso de “limpia de espíritu” cada uno sabemos cómo andamos, y he aprendido que nadie puede decirlo por nosotros) y sentir de nuevo que “vuelvo a empezar desde cero”.

Y otro de los sentimientos de los que he podido gozar hoy es, precisamente como dice el anuncio, de “tener memoria de pez”, de sentir que cada día es completamente distinto al anterior, que cada día empiezo desde cero, y cada día que pasa es otro día en el que, desde el primer momento de la mañana, tengo que poner las cosas en orden; cosas que, al día siguiente, volverán a estar igual de desordenadas que hoy.

Bueno, es uno de los sentimientos de los que he podido gozar hoy pero que, debido a la memoria de pez, llevo “gozando” ya un tiempo… Sólo que hoy nace en forma de palabras, y me permite decir una vez más eso de “lo conseguí”, pues no todos son capaces de hacerlo…

Y mi memoria de pez no da hoy para mucho más :). Se acabaron los exámenes, empieza el verano, y empiezan mis queridos lectores sus vacaciones. Si bien esta pequeña saltamontes también va a tomarse unas vacaciones, lo cierto es que el blog seguirá activo (como lo ha estado desde sus comienzos): eso sí, quizá con menos actividad. Pero, como dijo una vez un profesor acerca de esto de los blogs, “quien quiera tener un blog ha de tener, en primer lugar, algo que contar”, así que, después de haber constatado que podría ser perfectamente la siguiente en crear una exitosa trilogía (después de Stieg Larsson), he de deciros que, cuando haya algo que contar, será algo que saldrá a la luz. Así que, no dejéis de pasaros, pues el día menos esperado podréis encontrar nuevas noticias…

Yo como siempre, “volveré para visitarte, como todas las noches, antes de irme a dormir”…

¡Feliz Verano!

Deja un comentario

Archivado bajo Opiniones, Simplemente Yo

Período de exámenes: examen 5

Examen: urología

Día de hoy (día del examen): a pesar de que haya gente que quiera atribuirle causas concretas, lo cierto es que no puedo negar que me encuentro ante un curso “especial”, y tampoco puedo negar que me encuentro un tanto… perdida.

Hace ya un tiempo, comentaba con algunos de vosotros que cada curso iba sintiendo una sensación de cansancio progresivo, que ya empezaba a hacerse insoportable. Y se trata de un sentimiento que no desaparece y que, dependiendo del momento, a veces incluso cobra fuerza.

Quizá la raíz se encuentre en una “quemada” previa a entrar a la carrera… No lo voy a negar, no me faltan motivos. Pero lo cierto es que tampoco me faltan motivos en la carrera para querer y PODER hacer las cosas bien y, sin embargo, muchas veces me siento incapaz…

Sigo buscando qué es lo que necesito para recobrar fuerzas de una vez por todas. Lo sigo buscando… desde que todo esto empezó, y lo cierto es que se me acaba el tiempo, pues sólo me queda un año de lo que se dice “estudio” estricto, para tener otro año de (esperemos) un cierto “relax”, y después… ya se verá.

Demasiado tiempo queriendo hacerlo, demasiado quemazón… sólo me enseñan que “la vida es corta” y que, como ya he dicho en otra ocasión, siempre hay que ir (e iré) hacia adelante, pase lo que pase.

Deja un comentario

Archivado bajo Sentimientos, Simplemente Yo

Período de exámenes: examen 5

Examen: Oftalmología

Día de hoy (post examen): por fín, parece que después de tanto tiempo, puedo sentir eso de “¡qué gran examen!” (…independientemente de qué nota resulte, que ya sabemos que, en mí, la relación impresión-realidad va un poco a la inversa…). Por fín, un buen día, uno de esos sentimientos de satisfacción que se necesitan de vez en cuando… Un día completito… hasta el final.

Post examen ojos, fueron mis ojos los que, desde el autobús, contemplaron atónitos los restos de un accidente que acababa de tener lugar justo enfrente de mí. Un hombre yacía tumbado en el suelo, moviéndose, sangrando un poco por la espalda desgarrada. Todos mirando desde el autobús, pero todo controlado, pues la gente que estaba por el lugar acudió enseguida, si no a socorrer, porque nadie sabía muy bien qué hacer, al menos le hicieron saber al hombre que estaban con él, mientras llamaban a los servicios de emergencia.

Una vez visto que todo estaba controlado, el autobús prosiguió su camino. Pero mis ojos seguían atónitos; si bien aún no soy la persona más indicada para socorrer, mi instinto no hacía más que querer gritar que abrieran la puerta del autobús, salir corriendo y pararme junto al hombre, evitar que se moviera y, simplemente, hablar con él mientras llegaran los servicios de emergencia, intentar tranquilizarlo. 

Pero nada de eso sucedió, pues una ambulancia cercana había sido testigo del accidente, y los servicios de emergencia recibieron tres avisos del accidente que acababa de tener lugar. Todo estaba bajo control, así que el autobús prosiguió su marcha. Sin embargo, mi instinto seguía queriendo estar con aquél hombre…

Creo que una de las primeras cosas que aprendí en la carrera (y también a lo largo de la vida) es que, si no puedes ayudar, o si por querer ayudar vas a empeorar la situación, simplemente no hagas nada. Es un “miedo” que sigue estando presente. Pero también he aprendido (esta vez, no en la carrera, sino en el día a día) que ese instinto de querer ayudar a los demás no me faltará jamás. No obstante, soy consciente del cuidado que he de tener para que ese instinto no se vuelva en mi contra, pues en más de una ocación ha contribuido más a la “auto-destrucción” que a realizar una buena obra por los demás. 

Para acabar el día… “Ángeles y Demonios”. Genial película, genial Ewan McGregor, genial que ya estés aquí! :)… una gran forma de acabarlo, sin duda. Una vez más, nadie es quien parece ser, ni el ángel, ni el demonio. Una vez más, creíamos estar en lo cierto, y nos equivocamos… Pero, hoy por hoy, “soñar sigue siendo gratis”.

Y, para acabar, como dijo el profesor Langdon: “ingenua no, inocente…y eso no es ningún crimen”.

Ewan_McGregor

Deja un comentario

Archivado bajo Simplemente Yo

Período de exámenes: examen 4

Examen: Anatomía Patológica Especial.

Día de hoy: hoy recordaba más que nunca aquello que sentencié después de acabar los exámenes de primer curso de carrera (… los de Septiembre, claro): que jamás iba a dejar que me afectara tanto, que jamás iba a pasarlo tan mal. Y realmente así ha sucedido. Creo que no fue tanto por el hecho de “verbalizarlo” o de mentalizarme de ello, sino porque no podía ser de otra manera, porque si cada convocatoria de exámenes hubiese sido como aquélla, creo que hoy no sería la persona que soy.

Y lo recordaba porque últimamente pienso si cada examen supone un tributo a aquella sentencia, o si cada examen supone tomarme más “privilegios”… En fín, como dice cierta persona, “al final se verán los resultados”. Pero lo cierto es que, sean lo que sean esos resultados, también se cumple la máxima/mandamiento del principio… Lo cual, por un lado, me preocupa. Pero por otro, me alegra saber que sea lo que sea, y pase lo que pase, el fín siempre es el mismo: seguir hacia adelante. Y más aún después de superar mi gran momento: el paso del ecuador.

A ver qué tal se da el de mañana… Saludos!

1 comentario

Archivado bajo Simplemente Yo

Período de exámenes: Examen 3

Examen: Cardiología.

Día de hoy (post-examen): en fin, si en cada tanda de exámenes hay uno que tiene que salir mal, éste se lleva la palma… Pase lo que pase, no me llevaré ninguna sorpresa, voy preparada (más bien esperando) que llegue lo peor… Como se suele decir, “éste ya ha pasado, ahora hay que pensar en el siguiente” e intentar que salga mejor.

Poco más tengo que decir hoy. SalU2.

Deja un comentario

Archivado bajo Simplemente Yo

Un poco de todo

Siguiendo con pequeñas tradiciones… Un día post-examen es un día en que me cuesta bastante estudiar. En primer lugar toca “marmotear” un poco para empezar bien el día 😀 y, después, dejar que poco a poco se vaya despejando la mente… (aunque ello suponga estudiar poquito en el día de hoy, no pasa nada… es necesario).

“Un poco de todo” porque creo que es así como estoy hoy, y porque sabéis que me gusta divagar (a veces, demasiado)… y porque, simplemente, ¿por qué no?

No sé si habrá sido por el marmoteo monumental de esta mañana, o porque “ya tocaba”, pero volví a soñar, acerca de esas pequeñas cositas que siempre andan pululando en la cabeza.  Por ejemplo, soñé…

… con mi hermana, saliendo del primer examen de selectivo: Lengua Castellana y Literatura.  Seguro que “no estaba soñando”, seguro que lo que pasó fue uno de esos “fenómenos paranormales” donde dos mentes se e.ntrecruzan en el tiempo… porque te vi saliendo del examen, diciéndome de qué iba el texto (no logro acordarme!!), diciéndome que te había salido muy bien, estabas tan tranquila… Así me gusta. De verdad que no sabes las ganas que tengo de tenerte conmigo dentro de muy poquito en Valencia… ¡Estoy orgullosa de tí!

… con cosas que, presumiblemente, no han de suceder. No sé si os he hablado alguna vez acerca de mi opinión acerca del significado de los sueños… Bueno, muy muy resumido, diría que, para mí, los sueños pueden significar básicamente 2 cosas: o aquello que quieres que suceda, o aquello a lo que le temes. Relacionado con estas cosas, suelo soñar bien poco, sólo momentos puntuales, pero a veces me hacen dudar acerca de qué significan realmente… como pasó anoche.

… creo que soñé con Coldplay. Y creo que fue porque, volviendo ayer a casa, empezó a sonar “Viva la Vida” en el Ipod, y en ese mismo instante supe que, si me preguntaran cuál es la canción que más me llena de vida y de energía, respondería que esa misma… y me sorprendí a mí misma en ese momento.

Creo que no soñe nada más (o, al menos, no que yo recuerde). Pero entre el viaje de vuelta de ayer, y la mañana de hoy, pensé en muchas pequeñas cosas…

… pensé en cómo resumiría estos primeros 4 años de carrera. Aún quedan 2 años más, en los que pueden pasar muchas cosas pero, algún día, ese pequeño resumen a modo de reflexión saldrá a la luz.

… pensé en un un “ángel de la guarda”, en alguien que, como una persona me dijo, en más de una y de dos y de tres ocasiones, me “salvó” de situaciones que acabaron por escaparse a mi propio control (todas ellas, todo hay que decirlo, relacionadas con el mismo tema…). Pensé en alguien que me dijo que las cosas no son así… pero me quedo con mi propia opinión: a la inversa, yo habría hecho lo mismo, y no siento que sea nada malo. Al revés: me considero afortunada, no de tener a alguien que me cubra las espaldas y que luche por mi cuando yo debería hacero, sino de tener a alguien que siempre me ayudará, cuando crea necesario hacerlo. Gracias P.

… pensé en que pienso demasiado. Pero, qué vamos a hacerle, soy así, poco a poco lo iremos cambiando!

Deja un comentario

Archivado bajo Simplemente Yo