Archivo de la etiqueta: reflexiones

Busco…

 

… ante todo, una BUENA PERSONA. Creo que, hasta ahora, pensaba que una primera prioridad debía ser la inteligencia, siendo muy ingénua dando por sentado que alguien inteligente cumpliría la cualidad más importante.

… alguien que sepa ENTENDERME, sobretodo entender la clase de persona que pretendo ser en el futuro. Entender el hecho de que pase la mayor parte del tiempo en una biblioteca, en una clase, en una universidad… Y, sobretodo, entender que existan muchas ocasiones donde no sea capaz de recordar por qué tomé esta decisión.

… la TRANQUILIDAD, el no sentirme constantemente controlada. Quizá se trata de un modo que creen tener los demás de protegerme, cuando no saben que a más control, más ganas me dan de huir y mantenerme escondida en la oscuridad.

… miradas que transmitan SINCERIDAD. Otra cosa que he aprendido a lo largo de los años, y de la experiencia, es que puedo fiarme de las primeras impresiones acerca de la forma de mirar que tienen las personas. Hay quien “mira mal” a la gente, y no puede evitarlo, no sabe mirar de otra manera, precisamente porque no sabe VER a los demás de otra manera. Tristamente, ante este tipo de “miradas” no existe solución.

… la eterna RESPUESTA a la eterna pregunta…¿quién soy?

… quien sea capaz de CONFIAR en mí cuando yo misma no sea capaz de hacerlo.

… reponerme de una QUEMAZÓN que llevo arrastrando (y agravando) durante años.

… MUCHAS COSAS MÁS que ni sospecho ni soy capaz de explicar.

4 comentarios

Archivado bajo Simplemente Yo

Buscando en el baúl de los recuerdos…

 

… encontré la siguiente reflexión:

“mira, como persona vales mucho y eso es algo que debería tener muy en cuenta, porque aparte de que nadie es perfecto, reconocer nuestros errores nos hace ser conscientes de que para nosotros son errores y eso te hace ser mejor persona… además, en el mundo de hoy en día es difícil encontrar alguien como tú. No importa el pasado, sino cómo lo ves y cómo haces para mejorarlo”.

… espero vuestros comentarios.

Deja un comentario

Archivado bajo Opiniones

Estrella

Del mismo modo que “you are beautiful, no matter what they say, words can´t bring you down”, esta es para mí otra de esas canciones que todo el mundo debería escuchar de vez en cuando. Porque, de vez en cuando, aparecen personas en nuestras vidas que, de mil formas y por mil motivos posibles, parece que se empeñan en hacernos sentir inferiores.

Muchas veces es, como ella me ha repetido en tantas ocasiones, porque son los otros los que se sienten inferiores con respecto a nosotr@s, e intentan ponernos a su nivel. Y sinceramente, creo que jamás puede ser así, pues como alguna vez he dicho, de forma muy general opino que “una persona no es mejor que otra”… simplemente se es diferente, y así, dos personas pueden congeniar o no, forjar una amistad o no, poder hablar durante horas o no ser capaces de estar juntas dos segundos… Y a veces, por intentar cambiar lo que no se puede cambiar, acabamos siendo heridos. Y muchas veces, en el alma, que creo que es uno de los lugares donde más duele.

Otra cosa que también he dicho en muchas ocasiones es aquello de que “cada un@ brillamos con luz propia… lo que pasa es que hay gente que, directamente, no nos ve brillar. Por otra parte, hay gente que sí es capaz de ver nuestro brillo, y acaba caminando a nuestro lado. Pero, además, existe gente que nos ve brillar a kilómetros de distancia, gente que ve nuestro brillo de una manera en que nadie más es capaz de hacerlo. Ten paciencia, porque tarde o temprano aparecerá en tu vida esa persona que te verá brillar más que ninguna… espérala, porque ésa es tu persona”.

Empecé escribiendo este post con un pequeño sentimiento, y como suele sucederme, la mente y las manos son caprichosas y acaban en caminos y divagaciones inesperadas… Así que vuelvo al comienzo, vuelvo al “Beautiful” de Cristina Aguilera, para recordaros a todos que, por favor, no olvidéis que tenéis vuestra luz, porque vosotros sois los primeros que debéis ser conscientes de ella. Y cuando aparezca alguien que quiera apagarla, pensad que, en más ocasiones de las que os podáis imaginar, serán personas cegadas por vuestra luz; cegadas por una luz que, en silencio, anhelan poseer… y que saben que jamás poseerán.

Para cuando ese ataque al alma venga en forma de promesas que nunca llegan, esta es vuestra canción.

http://www.goear.com/listen.php?v=a14a6d4

Estrella se pinta de blanco el pelo
Y dice que se siente vieja
Vuelve a cantar la canción
Que ella piensa que alguien le escribió
Finje que ignora el reloj
Ya son más de las nueve
y la mesa puesta
Llora un momento y la tele se rie de ella
Una vez le prometió:
“tú siempre serás mi estrella”

Estrella se inventa que vuelve a ser ella
Y luego siempre se despierta
Lleva ya casi ocho meses sin saber que es el amor
Se mira en ropa interior
Y pensándolo bien no se ve tan fea
Vuelve a ignorar el reloj cuando suena la puerta
Una vez le prometió:
“tú siempre serás mi estrella”
Y la estrella se apagó
Vuelve a iluminarte estrella

Escondida en un cajón
Estrella
O dentro de una botella
Estrella
Siempre la misma cancion,
llorando sin ton ni son
Vuelve a iluminarte estrella

Ya no es el que prometió:
“tú siempre serás mi estrella”
Y la estrella se apagó
Vuelve a iluminarte estrella

 

Deja un comentario

Archivado bajo Música y Vida

¿”Carpe Diem”?

“Carpe Diem” que, como muchos sabréis, significa “vive el momento”. Antes de empezar, os muestro un pequeño fragmento que ofrece la wikipedia al respecto:

“Este tópico respecto a las diferentes épocas literarias ha ido variando en la forma de entenderlo. Durante el periodo de la Edad Media era entendido como: “vive el momento porque vas a morir pronto”. Posteriormente durante el Renacimiento, los ideales de belleza y perfección hicieron entenderlo de la siguiente forma: “vive el momento porque vas a envejecer pronto”. Finalmente en la epoca Barroca este tema se volvió a interpretar de la misma forma que en la Edad Media, pero con bastante más intensidad en cuanto a la muerte. También es el ultimo momento cuerdo que se tiene cuando se va a morir.

Así puede representar síntomas de irresponsabilidad así como falta de consciencia en el ser. Pero también la actitud de vivir intensamente cada instante, de afrontar la vida con optimismo y alegría“.

“Carpe Diem” porque hoy pensaba que… ¡es imposible vivir el presente, sin pensar, aunque sea un poco, en el futuro! Bien, se trata de una expresión que en mi opinión se usa en el ámbito coloquial en determinadas situaciones. Por ejemplo, si un@ amig@ se está “rallando” mucho por un determinado tema, si un ser querido se ensimisma por la razón que sea, ante esos inevitables “la vida es una mierda” que se nos escapa a todo el mundo de vez en cuando… Sí, en efecto, que “la vida son dos días” y no podemos darnos el privilegio de mirar hacia atrás en un determinado momento y sentir que hemos “malgastado” una gran parte de ella. Quizá el “carpe diem” sirve para esos momentos, para no ahogarnos en un vaso de agua, para recordarnos que, como he leído en alguna parte, “la vida está para ser feliz” y ser mejor cada día” (una carrera, una amistad, una buena obra, una pareja, una decisión, una despedida…). Y, todo hay que decirlo, aunque suele decirse en momentos difíciles, sí que es verdad que son momentos en los que se agradece que esta gran expresión sea recordada.

Pero, fuera de esas situaciones, ¿qué nos enseña el “carpe diem”? ?Un día cualquiera, un momento cualquiera? Un día como hoy, por ejemplo, un día más de pasar la mayor parte del tiempo encerrada en la habitación, estudiando para el próximo examen. Si empezara a pensar como lo hacían en la Edad Media, o como lo hacían en el barroco, y fuese a morir pronto, ciertamente me levantaría de la silla, saldría de casa, y me plantaría en la calle con destino…

Pero creo que pocos pensarán así, y creo que muchos se habrán sentido identificados con la última afirmación al respecto que ofrecía la wikipedia: la de “afrontar la vida con optimismo y alegría”. Así pues, “Carpe Diem” significaría en estos momentos el “disfrute del estudio” y el “optimismo” de que el próximo examen puede sacarse adelante.

… Pero aquí empieza mi particular reflexión acerca del “Carpe Diem”: creo que pocos, o creo que nadie, puede expresar este “grito a la libertad” si no existen razones para ello. Y hay que decir que, tristemente, existen muchas personas así. No se le puede recordar el “Carpe Diem” a quien no tiene unos “cimientos” en esta vida, pienso que es imposible vivir el presente sin pensar en el futuro… Pero un futuro que cada uno de nosotros hemos elegido, y por el que hemos decidido luchar.

Volviendo al simple ejemplo de un “Carpe Diem” mientras se está estudiando… Sí, es difícil, pero es posible, ¿sabéis por qué? Porque estoy estudiando lo que yo decidí estudiar, y lo hice porque me permitirá ser en el futuro la persona que quiero llegar a ser.

Lo siento, no soy capaz de pensar en el “Carpe Diem” sin tener en cuenta ese futuro, sin tener en cuenta mis metas… pero me ayuda porque me recuerda que cada día es una nueva “oportunidad” de llegar a ese futuro… que cada día se puede ser mejor (sin olvidar, como he dicho antes, que “la vida está para ser felíz”). Pero, ante todo, me ayuda… porque yo dejo que así sea.

“Carpe Diem”… a estudiar!

1 comentario

Archivado bajo Opiniones

Cada cosa en su momento…

Hace tiempo, escribía un post de esos de “amorcillo” en el que decía que el amor no es algo que deba buscarse, ni tampoco anhelar, porque esas “ansias” pueden llevarnos a precipitarnos, y a que nos equivoquemos en nuestra elección. Nos podemos equivocar de todas las maneras, y al final diremos eso, que “nos equivocamos”, pero podemos tener la certeza de que no fue por precipitarnos… sino porque, simplemente, no era el momento, pero estas son revelaciones de las que nos acabamos dando cuenta más tarde, porque no teníamos modo alguno de saber que iban a suceder así…

Un comienzo de post un tanto enrevesado, como yo misma, pero no, no se trata de un post de amor: este principio ha sido un claro ejemplo de una de tantas cosas sobre las que cabilo de vez en cuando. Se trata de esos momentos en que dices: ¿y si hubiese sucedido en otras circunstancias…habría funcionado?

Otro ejemplo… ¿qué haces cuando has de pedir perdón? Creo que hay un dicho que dice que “nunca es tarde para decir lo siento”, o algo así… Creo que es una de las pocas excepciones donde sí, existe el mejor momento para decirlo, donde quizá ello suponga un cambio en las circunstancias que rodean a las personas… Pero, por ejemplo, un perdón al cabo de semanas, meses, años… No soluciona nada. Sin embargo, todos lo sabemos, “sorry seems to be the hardest word”… un “lo siento” al cabo del tiempo no será la solución al problema… Sin embargo, creo que son dos simples palabras que, una vez pronunciadas, desde la sinceridad, pueden ser recordadas durante mucho tiempo (existen situaciones y situaciones… ¡no lo olvidemos! Pensemos, por ejemplo, temas cotidianos, entre amigos o parejas).

Hubo otro momento, por ejemplo, donde decidí dejar este blog en “ausente”, disponible para todo aquél a quien le apeteciera pasarse, o a quien pudiese ayudarle, pero dándome un respiro… Es otro momento que acabó, pues aquí me véis, después de unos cuantos meses, cuando me he dado cuenta que soy incapaz de abandonar este lugar :). Os voy a confesar una gran curiosidad: la gran mayoría de los que os pasáis por aquí, lo hacéis a través de la frase “y, de repente, apareces tú”… Lo cual me lleva a echar la vista al pasado, a recordar aquellos momentos, a pensar que, a pesar de lo que han cambiado las cosas relacionadas con aquel post (tristemente… sin “final feliz”), no olvido lo que sentía cuando lo escribí. De hecho, creo que es uno de los mejores posts de este blog, y me maravillo cuando sólo pensando en ese escrito (dejando de lado por un momento la rabia, impotencia, y mil sentimientos más en los que desembocó con el paso del tiempo…), me pregunto si él llegó a saber o a imaginarse alguna vez que era el protagonista…

Relacionado con estos primeros 4 años de carrera, he tenido muchos momentos. Como ya he dicho, será cuando acabe la carrera cuando un “magnífico” post saldrá a la luz (como todo el mundo dice, y con razón, “pasado mañana”), pero ello no me impide pensar, por ejemplo, que tuve mis momentos de cometer errores… y los “aproveché”, y he tenido momentos de no estar segura sobre mis capacidades… y los superé. Miles de momentos para ganar experiencia, y miles de momentos que no deben repetirse jamás. Como he dicho tantas veces: “si volviera a nacer, cometería los mismos errores… sólo que más deprisa”.

Y después de esta profunda reflexión, ha llegado un nuevo momento… el de ponerse a estudiar… cardiología. ¡Por cierto! Me resulta curioso que, después de haber visitado hoy a mi doctora, me haya revelado una de tantas “variantes de la normalidad” que todo el mundo tenemos, y que hasta ahora desconocía. Y me ha hecho gracia porque, después de todo lo sucedido, se trata, ni más ni menos, que…de mi corazón (quizá se trató de un nuevo momento, en el que me estaba pidiendo que le dé un respiro…).

1 comentario

Archivado bajo General

“Y, de repente, apareces tú…”

Un día cualquiera, una tarde cualquiera, te encuentras con el teléfono móvil a tu lado, esperando una señal de vida de esa persona tan especial.

Sí, es una persona muy especial, y prometió que llamaría, por lo que no puedes apartar ni tu vista ni tu mente de ese maldito teléfono móvil. “Bueno, estará ocupad@, seguro que estará al caer” ” soy yo, que estoy obsesionad@ y no paro de darle vueltas” “bueno, seguro que es una tontería, voy a dejar de preocuparme…”.

Cuando por fin logras desprenderte de ese momento, logras poner atención a otra cosa, llega la Ley de Murphy y hace sonar el teléfono. “¡¡¡Ves!!! ¡¡Ahí está!! Si ya decía yo no tardaría”.

Pero la Ley de Murphy falló y, a pesar de que sonó el celular, no se trataba de la persona que tanto estabas esperando. Era “cualquier otra”, que, después de provocarte palpitaciones repentinas por el sonido del móvil, te dijo “hola” con una simple perdida, o bien te contó cualquier duda/angustia del momento, no sin antes perguntarte un típico “¿cómo estás?”.

Quizás no eras la persona tan especial que estaba esperando, pero puedo asegurarte que tu presencia y tu recuerdo en ese instante, el haberme leído el pensamiento, y el haberme rescatado de esa angustiosa espera que me estaba matando por dentro… fue lo más importante y lo más bonito del día :).

Gracias por esos momentos, y por tener el poder de hacerlo :).

4 comentarios

Archivado bajo Simplemente Yo

Qué lástima…

 

Reconozco que empecé a escribir este post haciendo una valoración personal de las imágenes, pero creo que sobran las palabras y que no hay nada que explicar. Diré, como he titulado este post, “QUÉ LÁSTIMA”.

Dios mío, alguien se ha fijado en el “antes ” de Amy Winehouse y de lo GUAPÍSIMA que era?? Espero que pronto vuelvan esos días para Amy…

3 comentarios

Archivado bajo Opiniones